Inicio Entretenimiento Top 10: Los dioses aztecas ¿quiénes eran?

Top 10: Los dioses aztecas ¿quiénes eran?

301
0
dioses aztecas

¿Ya conoces a los dioses aztecas? Los Aztecas representaron una de las civilizaciones de más impacto en Mesoamérica, fueron el imperio más próspero en las tierras mexicanas.

Eran conocidos por ser un pueblo guerrero, inteligente y disciplinado en todos sus estratos sociales. La ciudad de Tenochtitlán era el epicentro, postrada en un islote en medio del antiguo lago de Texcoco.

Los dioses aztecas fueron entidades supremas que regían la cosmovisión y eran los encargados de mantener el equilibrio.

En El Ranking nos dimos a la tarea de recordar nuestros orígenes y por eso hoy vamos a viajar al pasado para conocer a 10 dioses aztecas.

Top 10: Los dioses aztecas ¿quiénes eran?

Ometecuhtli y Omecihuatl

Son los dioses aztecas de la creación, pero no solo de la vida, sino de todo el universo, de todo lo que nos rodea, una pareja de dioses que representaban la dualidad en el universo, estos dioses aztecas fueron los padres de todos los dioses subsecuentes.

Se cuenta que una gran pareja vivía en lo más alto de los espacios visibles e invisibles en las alturas infinitas del cosmos. Ambos eran magos sabios y con sus bastones de fuego inventaban mil figuras en los espacios. Ella se llamaba Omecihuatl y él, Ometecuhtli.

Coatlicue

Después de la creación de universo creada por los dioses aztecas Ometecuhtli y Omecihuatl, llegó Coatlicue, la diosa de la fertilidad y madre de toda la tierra, ella fue la encargada de dar a luz a todos los dioses de la mitología azteca.

Era representada como una anciana, lo que simbolizaba la antigüedad del culto a la tierra, era venerada por los aztecas, ya que consideraban que ellos habían nacido de ella y eran las mujeres las que rendían más culto cuando buscaban formar una familia.

Quetzalcóatl

Uno de los dioses aztecas más importantes para diferentes culturas mesoamericanas, entre los que destacan; teotihuacanos, toltecas, mexicas, olmecas y mayas, aunque para estos últimos era conocido como Kukulcán.

También era conocido como “la serpiente emplumada”, una mezcla de pájaro y serpiente. Su nombre es una combinación de palabras en náhuatl. Y se podría decir que era un dios del todo; fertilidad, sabiduría, vida, vientos, del día y la noche.

Mictlantecuhtli

La vida no puede existir sin la muerte y Mictlantecuhtli es el dios de la muerte, su reino es el Mictlán, en donde recibe a los humanos que han muerto de forma natural y pasarlo no es nada sencillo.

Mictlantecuhtli fue creado por los dioses aztecas Huitzilopochtli y Quetzalcóatl en el Omeyocan, ellos pensaron que la mejor forma de valorar la vida era si creaban al dios de la muerte.

Su nombre proviene del náhuatl y está compuesto por dos palabras “Mictlán” que significa mansión de los muertos y “Tecutli” que significa señor. Y su traducción es “el señor de la mansión de los muertos”.

Xipe Tótec

Era uno de los dioses aztecas más importantes de la época prehispánica. Es el dios de la regeneración del maíz, la primavera y la nueva vegetación, por tal motivo, se le considera como un dios de la fertilidad, además, es patrono de los orfebres.

La leyenda dice que Xipe Tótec se autosacrificó en beneficio de la humanidad, desollándose en vida para alimentar a las personas con su piel. Esta leyenda no es más que una metáfora, pues el desollamiento se refiere al quitarle el totomoxtle (hojas) a la mazorca.

Huitzilopochtli

Huitzilopochtli o «Colibrí Zurdo» es el dios de la guerra, advocación solar y patrono de los mexicas. Bajo su tutela, este pueblo se convirtió en el más poderoso del ámbito mesoamericano durante el periodo Postclásico.

Era hijo de Coatlicue, hermano de Coyolxauhqui, la Luna, y de las estrellas. Este dios despedazó a sus hermanos que querían matar a su madre. Era un dios muy conocido, ya que poseía un escudo con plumas y empuñaba una espada en forma de una serpiente de fuego.

Tláloc

Era uno de los dioses aztecas a los cuales se le tenía un gran respeto. Para los aztecas este dios era el rey de los fenómenos atmosféricos (como la lluvia, fenómeno por el cual es más conocido) y el espíritu de las montañas, así que su poder era digno de grandes honores y sacrificios tanto de animales como de seres humanos.

En cada temporada de cosechas se le ofrecían distintos sacrificios en su honor para asegurar las lluvias y que el agua no generara destrozos en la ciudad.

Tezcatlipoca

Era uno de los dioses aztecas más temidos y al mismo tiempo el más venerado, era el dios del cielo y de la tierra, un ser divino que poseía un inmenso poder, era capaz de brindar prosperidad y riquezas, aunque también podía soltar guerras y discordia a su antojo.

Era un dios omnipresente: estaba en el cielo, en la tierra y en el infierno. También era el dios de la justicia, aquel que castigaba a los transgresores.

Yacatecuhtli

Era el dios de los viajeros, la importancia de esta deidad era tal que se le dedicaban distintos rituales y sacrificios humanos.

Esta deidad era adorada por los mexicas, pero principalmente por los pochtecas, pues estos últimos conformaban un grupo de comerciantes viajeros, es por eso que lo adoptaron como el dios más destacado de los viajeros.

Tonatiuh

Era el dios del Sol y el pueblo azteca lo consideraba el líder de Tollan, el cielo. Se creía que solo la ofrenda de corazones de aquellas víctimas de sacrificios alimentaría a Tonatiuh para que tuviera la fuerza de reinar en los cielos y luchar cada noche contra las fuerzas de la oscuridad.

Para muchos, el dios del sol es la figura central de la Piedra del Sol, quizá la pieza más famosa del arte azteca, donde su lengua aparece como una hoja de sacrificio sedienta de sangre.

Tu recomendación

¿Qué dioses aztecas añadirías a este rankeo? Dímelo en los comentarios y síguenos la pista en Facebook e Instagram.