Inicio Turismo Top 5: Viajes cortos para Semana Santa

Top 5: Viajes cortos para Semana Santa

725
0
viajes cortos semana santa

En el país estamos pasando por un momento complicado si hablamos de viajes, ¿deberíamos salir o esperar? Sabemos que los aeropuertos son lugares de alto riesgo, así que debemos cambiar las alturas, por los inolvidables recorridos en carretera. Toma en cuenta estos viajes cortos que puedes hacer fácilmente en Semana Santa.

Las playas son las primeras en llenarse, es mejor optar por los destinos cercanos, en todos podemos encontrar paisajes escondidos.

En El Ranking te traigo estos destinos para viajes cortos en Semana Santa, recuerda siempre seguir las medidas de sanidad necesarias.

¡Hora de rankear!

Top 5: Viajes cortos para Semana Santa

Peña de Bernal, Querétaro

Bernal es un Pueblo Mágico ubicado en Querétaro. Uno de sus lugares representativos es la Peña de Bernal, un lugar que no puedes perderte.

Es una excelente opción tanto cultural como gastronómica. Si te animas a visitar Bernal tienes que probar sus esquites, el pan de queso y hacer un recorrido por la ruta del vino y queso. ¡Delicioso!

Bernal se encuentra a 3 horas desde la CDMX, te recomiendo que lleves zapatos cómodos porque vas a recorrer sus hermosas y empedradas calles.

No quiero sonar como tu madre, pero llévate suéter, pues su clima es muy cambiante, por la mañana el frío te saluda, pero en las tardes el calorcito hace de las suyas.

La Peña de Bernal es el tercer monolito más grande del mundo, está localizado en el pueblo de Bernal que pertenece al municipio de Ezequiel Montes en el estado de Querétaro, México.

Se dice que la Peña se formó a partir de un volcán que agotó su actividad, posteriormente la lava del interior se volvió sólida y la erosión que sufrió a través de los años hizo desaparecer los restos del volcán.

El magma sólido que quedó es lo que constituye y da forma al monolito.

Huasca de Ocampo

Un pueblo localizado en el estado de Hidalgo, poseedor de una de las 13 maravillas naturales de nuestro país, dos de las haciendas más conocidas y el Museo de los duendes. ¿Te animas?

Se encuentra a dos horas y media de la CDMX. El nombre de Huasca de Ocampo proviene de la palabra Huascazaloyam que en náhuatl significa lugar de alegría y de agua.  Y del apellido de Melchor Ocampo quien vivió aquí durante un breve periodo.

Huasca es un lugar en donde convergen la naturaleza y maravillosas construcciones realizadas por el hombre.

Aquí puedes visitar el Museo de los duendes el cual se encuentra a 8 minutos del centro de Huasca y tiene un precio de acceso de solo $20 pesos.

Una parada obligada cuando te encuentres aquí son los prismas basálticos. Hace millones de años hubo enfriamiento acelerado de lava durante un derrame que se vertió al fondo de la barranca, dando origen a columnas geométricas de basalto. Y puedes conocerlos por solo $50 pesos.

Muy cerca de los prismas basálticos se encuentra la Hacienda Santa María Regla, en donde se grabó la película de El Zorro, y el acceso tiene un costo de $65 pesos por persona.

Cuetzalan, Puebla

Caminar por sus calles te brinda la sensación de retroceder en el tiempo y transportarse a una época perdida en la historia de México, así es visitar Cuetzalan, el paraíso de la Sierra.

El encanto de este pueblo es que la mayoría de sus habitantes conservan el náhuatl como su lengua principal, así como los usos y las costumbres de la región.

La cultura originaria del pueblo es la Totonaca y se dice que fue aquí, en este rincón de la Sierra donde hace más de 2000 mil años se originó el ritual de los voladores, extendiéndose luego por todo el Totonacapan.

Aquí puedes visitar la Gruta Chichicatzapan, una aventura inolvidable. Cerca de esta gruta se encuentra la Cascada Las Brisas, una hermosa caída de agua en la que puedes nadar y disfrutar del paisaje.

Al atardecer la magia de Cuetzalan empieza a desbordar, la plaza se transforma en un espectáculo de luces, algo mágico que no querrás perderte.

Tepoztlán, Morelos

Localizado en las faldas del Tepozteco, es una combinación única de las antiguas tradiciones y la sabiduría que enriquecen sus muchas manifestaciones culturales: el esoterismo, los tesoros prehispánicos y virreinales, la contracultura, el ecoturismo o la sencillez de la vida cotidiana.

Su arquitectura, sus calles empedradas, los colores brillantes de sus flores y su clima cálido te harán olvidar el estrés.

Dar un paseo por el mercado popular, visitar el bello Ex Convento de la Natividad y aventurarte en el Parque Nacional El Tepozteco, en donde resalta la variedad de su fauna y su flora, te harán olvidarte del mundo y llenarte de vitalidad.

El Cerro del Tepozteco es un lugar que por su mística resulta casi purificante; además de la inigualable vista desde la cima del pequeño templo dedicado al dios Tepoztecatl.

Tepoztlán te sorprenderá pues también es un Pueblo Mágico de fiestas, así lo dicen sus danzas, con los Chínelos que son su música y sus vibrantes colores te harán sentir la vida de las tradiciones.

Puedes subir al Tepozteco, visitar su parroquia, tomar un pulque tradicional. El costo para visitar Tepoztlán es muy económico, así que ponlo en tus favoritos.

Taxco, Guerrero

Taxco proviene del Náhuatl que significa “lugar donde se juega el juego de pelota o lugar del juego de pelota”.

Es una ciudad mexicana ubicada en la parte norte del Estado de Guerrero, en un área geográfica definida por montañas y cerros, característica del norte de esta entidad del país.

Es un pequeño pero encantador Pueblo Mágico enclavado en una zona rodeada de grandes cerros y montañas, gracias a la intensa explotación de sus yacimientos de plata.

Su gente aún vive del comercio y manufactura de objetos que el preciado metal permite; todavía se conservan también las construcciones barrocas levantadas durante el auge minero del Virreinato.

Cualquier terraza es buena para contemplar esas joyas de antaño, las nuevas y pequeñas hay que buscarlas entre las empedradas calles que suben y bajan por todas partes.

Además, Taxco posee una peculiar belleza, pues este magnífico Pueblo Mágico tiene la capacidad de trasladarnos a otro tiempo y espacio, justamente a la época del México Virreinal.

Sus bellas calles empedradas se caracterizan por su inclinación, y casi todas ellas desembocan en hermosas plazas donde es posible caminar, visitar el kiosco o sentarse en una de sus bancas.

Tu recomendación

Ya estás listo con estos destinos turísticos. Viajes cortos pero bonitos para Semana Santa. ¿Ya visitaste estos destinos? Déjame saber tu ranking en los comentarios y no te olvides de seguirnos en nuestras redes sociales.