Inicio Gastronomía Atole, la bebida mexicana prehispánica

Atole, la bebida mexicana prehispánica

218
0
atole

El atole, la bebida perfecta que podemos acompañar con los platillos mexicanos por excelencia, como los tamales o para matar el antojo con un rico pancito.

El oro espeso y delicioso de México. Pero, ¿sabías qué esta bebida tiene sus orígenes en el México prehispánico?

Hoy en El Ranking viajamos hasta los tiempos prehispánicos para saber todo sobre el atole ¿estás listo?

¡Hora de rankear!

Atole, la bebida mexicana prehispánica

atole

El origen del atole

Proviene del náhuatl “atolli” que significa aguado. Hernán Cortés fue el primero en hacer mención del atole en las Cartas de Relación.

Aquí menciona que es una bebida de consistencia espesa, su receta en este tiempo constaba de maíz, agua y chiles ¿te hubiera gustado probarlo con chile?

No es ningún secreto que en la actualidad los mexicanos le ponemos chile a todo, así que no podemos negar nuestras raíces.

Durante un tiempo el atole se consideró como una bebida que era solo para la clase pobre y resultaba desagradable para el paladar español, así que sufrió algunos cambios en la receta prehispánica.

El atole en México

Aunque ya es una bebida conocida nacionalmente, cada estado tiene su forma de prepararlo. En lugares como Puebla, Michoacán, Guerrero y Oaxaca tenemos a uno muy popular, conocido como chileatole.

Este usualmente se prepara con granos de elote, chile de árbol, agua, epazote, piloncillo y un toque de sal ¿lo has probado?

El chorote es muy famoso en estados como Tabasco, Yucatán y Chiapas, un atole que se logra fermentando una mezcla de masa de nixtamal y cacao.

Pero también tenemos los atoles dulces de diferentes sabores, el único problema va a ser poder decidirnos por uno; fresa, chocolate, amaranto, nuez, almendra y hasta de galleta ¿de cuál vas a querer?

Feria del atole

¿Sabías que existe una feria? ¡Así como lo lees! Se trata de una feria anual que se lleva a cabo en la Ciudad de México, es conocida como la Feria del tamal y atole.

Se celebra a principios de año y tiene una duración de 4 días, para poder ingresar el costo por persona es de solo $10 pesitos en adultos, en caso de niños y adultos mayores $5 pesos.

Además de atole y tamales, también puedes encontrarte con artesanías, textiles, accesorios y más cosas hechas por artesanos mexicanos.

¿Ya has asistido a esta feria? ¿Conoces otra festividad en donde el atole sea el protagonista? Cuéntamelo en los comentarios y no te olvides de seguirnos la pista en Facebook e Instagram.

Restaurantes en Puebla